Edición 115

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

¿Cómo hacer un video porno?

 - Autor: 

La memoria no puede ser su única aliada para atesorar los mejores recuerdos. Estos son algunos tips para guardar para siempre sus polvos más gloriosos.

Para hacer un video porno hay que tener a quien grabar. Hay que encontrar a una mujer que se deje filmar gimiendo (ahhh&·$!·),follando, palpando, gritando, gozando e improvisando poses en la cama. Eso a simple vista es un lío ni el berraco. Pero todo se puede solucionar persuadiendo de forma correcta a la protagonista de su película.

Hay que “Trabajarle” la cabeza y hacer que se sienta como una verdadera estrella, “¡Ni la Cicciolina es mejor que tú!”. Para lograrlo hay que convertirse en el lobo de Caperucita Roja –que con voz convincente la engaña y se la come–. Hay que transformarse en la voz gruesa y envolvente de un relator en voz en off o en el mismísimo Padrino, Michael Corleone, que condenaba al que no aceptaba colaborar con la expresión “le voy a hacer una oferta que no podrá rechazar”.

Mejor dicho: convencerla de que los recuerdos no sólo se guardan en el álbum familiar o en el disco duro del computador. Asegurarle que se ha demeritado el valor de los encuentros sexuales y que son tan importantes que lo mejor es que quede constancia. Que la recordará cada vez que pueda, con una “pajita” memorial que terminará estrellando en una de las paredes de la ducha. Cuando acceda, o por lo menos lo dude, saque la cámara y comience haciendo imágenes inocentes:

1. Haga usted primero el oso y demuéstrele que la cámara no muerde: fílmese, fílmese una y otra vez y luego haga planos de los dos cuando todavía estén vestidos. Haga tomas en las que su pareja se vea sexy, bonita. Nada de morbosidades. Llenarla de buenos piropos.

2. Lleve la cámara a todos los paseos o reuniones.

3. Repítalo durante unos días hasta que ella se sienta cómoda cuando la filman.

4. Hay que persuadirla de que un striptease es lo que sigue. Decirle que es algo realmente erótico y cuando lo haga, festejárselo.

5. Decirle: “¿no somos novios? O ¿no somos esposos? Finalmente esto ayudará con nuestro apetito sexual. Además, cuando te vayas de viaje, ¿qué voy a hacer? ¡Recordarte!”.

6. Si es una amiga o “amiguita” asegurarle: “Ya hemos hecho de todo. Ahora innovemos. Juro que no le mostraré el video a nadie”.

7. Aprovechar que llegaron al apartamento con unos tragos de más. Está excitada, está complaciente, quiere tirar, “¡es hora de que la amiga cámara entre en acción!”.

8. Muéstrele el video. El resultado de noche. Mientras tanto, tóquela. Excítela y háblele con intermitencia. Entre sucio y cariñoso.

9. Agarre la cámara y hunda REC. Ahora tíresela como Dios manda.

10. Cuando pueda meta juguetes eróticos. El camino está abierto. C.B.J.

Fotografía: Kai

Publicidad

Publicidad