Edición 140

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Conozca algunos de los relojes que, por su avanzada tecnología, están en condiciones de salir del planeta sin alterarse. Uno ya conoció la Luna y otro saltó con Baumgartner desde la estratosfera.

Aunque varias de las piezas de esta lista no lo han experimentado, sus maquinarias sí están en capacidad de ir al espacio y regresar a la Tierra con la precisión de hora intacta, luego de haber sido expuestas a los altos campos magnéticos del transbordador, a vibraciones agresivas, cambios de temperatura, impactos, gravedad cero y demás condiciones que supone la intemperie.

Fue el tercer reloj que salió del planeta –después del Poljot ruso y el Tag Heur suizo–, pero fue el primero que alunizó –en la misión Apolo 11– sin perder su precisión. Es la única máquina que tiene el Premio Snoopy –la máxima distinción concedida por los astronautas de la NASA–, que acogió este modelo como su cronógrafo oficial para todas las misiones espaciales tripuladas.

-Cristal de hesalite –utilizado en ese primer reloj, antes de adoptar el zafiro preformado, como se produce ahora el Co-Axial, la versión moderna que incorpora esta tecnología de punta para duplicar la vida útil del reloj, al dispersar el desgaste producido por el movimiento–.

-Caja de acero de 41,5 mm y bisel de aluminio –el bisel del Co-Axial es de cerámica–.

-Movimiento de cuerda manual –aún se conserva en la nueva versión–. -Taquímetro para medir velocidad sobre tiempo en 1 km –no fue diseñado para viajar al espacio, sino para automovilismo–.

-El espiral y el volante del reloj –los que generarían atraso o adelanto de hora– están fabricados en silicio 14, un metal casi perfecto que no se imanta ni se calienta con el roce.

Si es una imponente máquina capaz de resistir a las presiones extremas de profundidades de hasta mil metros, no dude de los excelentes resultados que podría mostrar yendo al espacio. El solo grosor de su caja de titanio podría darle muy buenas pistas de su resistencia.

-Caja de titanio de 46,3 mm.

-Bisel giratorio cerámico de buceo.

-Cristal de zafiro antirreflectivo.

-Movimiento mecánico de cuerda automática.

-Cronógrafo de 28.800 alternancias.

-Coronas de caucho con revestimiento y válvulas de compresión.

-Segundo huso horario con indicación día/noche.

-Indicador de fecha.

La mejor referencia de este reloj se la puede dar el austriaco Felix Baumgartner, porque lo llevaba puesto en su muñeca, por fuera del traje, cuando saltó desde 39.045 metros, a una temperatura de -62 °C, y rompió la barrera del sonido de manera exitosa.

-Caja de acero de 45 mm.

-Movimiento mecánico de cuerda automática, ensamblado por completo a mano.

-Cristal de zafiro antirreflectivo.

-Tiene 36.000 alternancias –traducidas en diez “tictac” por segundo, para garantizar una precisión sin precedente en el primer reloj mecánico capaz de calcular las décimas de segundo con su cronógrafo–.

-Bisel giratorio unidireccional para buceo y corona atornillable.

-Función flyback para reiniciar en un solo movimiento la cuenta del cronógrafo –estando en marcha– sin perder décimas de segundos.

-Indicador de fecha.

¿Dónde comprarlos?

Joyería Glauser. C. C.

Andino Local: 1-70, Bogotá.

Tels.: 616 8939/40 www.

glauser.com.co/ e-mail:

[email protected]

Si de volar se trata, cómo excluir a una marca que desde sus principios se inspiró en la instrumentación aeronáutica, con los estándares más altos de legibilidad y flexibilidad adaptados, entre otros usos profesionales, para los astronautas y sus expediciones en el espacio.

-Caja de carbón de 46 mm, atornillada en su parte delantera.

-Cristal de zafiro antirreflectivo.

-Movimiento mecánico de cuerda automática.

-Cronógrafo de 28.800 alternancias, acumulable hasta 12 horas.

-Cifras, índices y agujas recubiertos de un revestimiento fotoluminiscente.

-Coronilla atornillable.

-Pulso de caucho.

Resulta imposible dejar por fuera de esta lista al Milgauss, un modelo reconocido de la prestigiosa marca suiza, utilizado por los científicos de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN), porque la magnetización no le hace ni cosquillas a la precisión del reloj.

-Caja robusta de acero de 40 mm.

-Movimiento mecánico de cuerda automática.

-Cristal de zafiro verde con esfera negra y segundero con forma de relámpago –disponible también con zafiro transparente y esfera blanca o negra–.

- Pulsera de acero con eslabones laterales de acero cepillado, y centrales con pulido a espejo.

-Resistencia a mil Gauss –una unidad de medida de campo magnético–. De allí se deriva su nombre.

-Espiral de parachrom –una aleación de niobio y circonio creada por los ingenieros de Rolex–, inmune a los campos magnéticos y diez veces más resistente a los golpes, en cuanto a ajustes de espiral se refiere.

-Coronilla atornillable con sistema twinlock, es decir, con doble sello hermético.

Es una edición especial con caja interna de hierro dulce –inmune al magnetismo–, que tiene las características exclusivas y de alto rendimiento de un Mercedes-Benz AMG. Y si el carro vuela en carretera, ¿se imagina qué hace el reloj en el espacio?

-Caja de cerámica de 46 mm.

-Cristal de zafiro antirreflectivo.

-Movimiento mecánico de cuerda automática.

-Correa negra flexible con incrustaciones de piel de becerro (intercambiable).

-Sistema de amortiguación integrado.

-Coronilla atornillable.

-Indicador de fecha.

Por: José Daniel Gómez - @JoseDaniG / Fotografías: Bamdad - Espahbod

Publicidad

Publicidad