Edición 118

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

La industria de los relojes también se ha inspirado en películas y videojuegos que difícilmente olvidaremos para sacar al mercado estos modelos de colección. Escoja su preferido.

No es raro ver a James Bond con un clásico de la relojería en la muñeca (Rolex u Omega) o encontrar referencias a varios modelos en libros, películas y videojuegos. ¿Pero qué pasa cuando las joyas de la relojería están directamente inspiradas por la industria del entretenimiento? Estos son algunos ejemplos.

ROMAIN JEROME X SUPER MARIO BROS

 

A veces se puede ser un poco viejo para los videojuegos, pero nunca para Super Mario Bros. La franquicia de Nintendo, con más de quinientos millones de dólares en ganancias durante las últimas tres décadas, entra ahora al mundo de la alta relojería con esta pieza de Romain Jerome. Su bóveda es de titanio, las figuras son pintadas a mano (con los colores originales del juego) y el dial construido con tres niveles diferentes de profundidad, son la clase de detalles que hacen valer cada dólar de su precio. Solo son 85 piezas, que hacen referencia al año en que el juego fue lanzado al mercado, 1985.

Precio: USD 27.000

La casa relojera Romain Jerome también creó dos relojes más basados en videojuegos clásicos: uno inspirado en el juego de Tetris (edición limitada de 84 piezas), y otro en Pac-Man (la edición Pac-Man Level II 40 Colours solo tiene 20 piezas).

HAMILTON ODYSSEE 2001 / X-01

 

En 1968, a un año de llegar el hombre a la Luna, la película 20001: Odisea en el espacio, de Stanley Kubrick, llegó a las salas de cine para cambiar nuestra idea del espacio y de la música de Wagner para siempre. Kubrick mandó a la compañía americana Hamilton a diseñar un par de relojes para usar como utilería en su película, y cuando esta finalmente se estrenó, Hamilton lanzó una edición especial: el Odyssee 2001, que hoy día es una pieza de colección casi imposible de conseguir.

Casi cuarenta años después, Hamilton lanzó el X-01, una edición conmemorativa de la película. Este modelo, del que se crearon solo 2.001 piezas (obviamente) cuenta con una bóveda hecha con titanio, cristal de zafiro y movimiento de cuarzo. También cuenta con tres pequeños diales separados, que marcan tres husos horarios diferentes. Aunque inspirado en el espacio, lo puede llevar hasta 50 metros bajo el agua.

SEIKO X GIUGIARO SCEDO35

 

En realidad, este reloj de Seiko fue inventado antes de que saliera en la película Alien, ¿pero pueden negar que no hay mejor representación del futuro ochentero? Fue diseñado por Giorgetto Giugiaro –por si no le suena el nombre, es el “diseñador de automóviles del siglo”, según la Fundación Global de elecciones de automóviles, que ha trabajado con marcas como Alfa Romeo y BMW– y no fue particularmente exitoso en 1983, cuando salió al mercado.

Esta reedición tiene cuerpo de metal, que no es del gusto de todo el mundo, pero resulta fácil encariñarse con su dial negro con marcas amarillas que fraccionan hasta los segundos, especialmente si considera que su manecilla se mueve a un quinto de segundo (algo raro para los relojes de cuarzo).

También tiene un cronógrafo que consiste en tres pequeños diales. Se trata de una reedición del reloj original, por lo que tiene unos pequeños cambios: es ligeramente más delgado que el original, además de mostrar la fecha al lado derecho del dial. Quizá estas alteraciones molesten a los fanáticos, pero de resto se ve y se siente tal y como Ripley al enfrentarse a uno de los monstruos más terroríficos de la historia.

Precio: USD 260.

Si quiere saber más del autor, sígalo en Twitter como @ElPrincipote.

Lea también: Relojes astronómicos: el universo en la palma de la mano

Publicidad

Publicidad