Edición 138

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

#JeansAddiction especial de moda DONJUAN

 - Autor: 

Cuero, jeans y gasolina: pocas prendas combinan tan bien con el espíritu clásico y legendario que representa el Ford Mustang.

La etiqueta –cuero, jeans y gasolina– es la ideal para mantener el espíritu original del Mustang en pleno siglo XXI. 

Steve McQueen maneja un Mustang 1967 por las calles de San Francisco en Bullitt. Nicholas Cage huye en un Shelby modificado en Gone in 60 Seconds (2000). El Mustang es una estrella de cine –ha aparecido en más de mil películas y en alrededor de cien con escenas importantes– y, curiosamente, la primera persona que condujo uno de estos carros en la pantalla grande fue Tania Mallet: en su papel de Tilly Masterton, una chica Bond en Goldfinger (1964). 

 

El Mustang ha sido la inspiración de varias canciones de rock & roll y de rhythm & blues. El inolvidable Chuck Berry le dedicó una canción completa a un Mustang 1966 de color cherry red “demasiado rápido para las carreteras interestatales”.  La imagen de Jim Morrison es inseparable de su Mustang, y solo hay que hacer un repaso rápido para encontrar un video o una canción que celebre la velocidad: de The Beach Boys, Katy Perry, Eminem o su majestad David Bowie.

El primer Mustang salió al mercado el 17 de abril de 1964 y costaba 2.368 dólares. En plena era de Warhol y Bob Dylan, el deportivo se convirtió en todo un fenómeno de la cultura popular: se vendieron 22.000 carros el primer día, un millón en el primer año y medio y 93.000 modelos de juguete en su primera Navidad.

Mire aquí la galería completa de Katalina Otálvaro y Juan Felipe Samper a bordo de un Mustang. 

Publicidad

Publicidad