Edición 119

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Cuando se trata de relojes, mientras más complicados, mejor. Con toda seguridad a usted le gustará tener alguna de estas cuatro joyas en su poder.

Cada engranaje y resorte tiene una función dentro de ese caos mecánico, sea hacer girar las manecillas que dan la hora o indicar la posición de las estrellas en el cielo. Miles de piezas se utilizaron para hacer los cuatro relojes con más complicaciones en la historia, y podemos asegurarle que ninguna sobra. 

¿Qué son las complicaciones?

“Una complicación es cuando eres capaz de dar una pieza de información”, así lo definió Osvaldo Patrizzi, que ha trabajado con relojes desde los trece años y es el fundador de la casa de subasta Antiquorum, para la revista Forbes. Así, dar la hora con tres manecillas es una complicación, pero el mecanismo se vuelve más complejo cuando, aparte de eso, el reloj busca dar la fecha o tener un cronógrafo incluido. Mientras más complicaciones tiene el reloj, más dificultad para los relojeros encargados de diseñar y ensamblar estos mecanismos en espacios de meros centímetros.

Vacheron Constantin 57260

 

Considerado en la actualidad el reloj de bolsillo más complicado del mundo, con 57 complicaciones (posibles gracias a las 2.826 piezas que lo conforman) que incluyen desde cronógrafo y ecuación de tiempo, hasta carta astral y tourbillon. Cuando fue presentado en el 2015, tras ocho años de trabajo, le arrebató el título al Patek Philippe Calibre 89, que tiene 33 complicaciones. Aunque su precio nunca fue publicado por la compañía, The Financial Review estima que sobrepasa los diez millones de dólares.

Patek Philippe Calibre 89

 

Este reloj fue el campeón de los relojes de bolsillo durante casi 26 años. Tiene 33 complicaciones, pesa más de un kilogramo –pues está hecho de oro de dieciocho quilates– y fue fabricado con motivo de celebrar los 150 años de la casa relojera.

Franck Muller Aeternitas Mega 4

 

Este es el reloj de pulsera más complicado del mundo. Su precio asciende a 2,7 millones de dólares, pero vale cada centavo: tiene 36 complicaciones en total, aunque solo 25 de ellas son visibles en el dial, entre ellas el tourbillon (una característica rara entre los relojes de muñeca), un calendario perpetuo, un cronógrafo y una ecuación del tiempo que varía tan solo 6,8 segundos por cada mes lunar, el equivalente a un día de desfase por cada mil años. Para rematar, su bóveda está hecha en oro blanco de dieciocho quilates.

Hybris Mechanica Grande Sonnerie

 

El segundo lugar, en este caso, no está nada mal. Este reloj de pulsera es un poco más modesto en su ejecución que el Aeternitas Mega 4, pero sigue siendo en su interior una maravilla de la relojería. Es un grande sonnerie, una complicación que consiste en la combinación de dos tipos de alarmas sonoras: un gong agudo por cada cuarto de hora y un gong grave por cada hora desde las doce. Tiene otras 26 complicaciones dentro de su bóveda de 44 mm.

Si quiere saber más del autor, sígalo en Twitter como @ElPrincipote

Lea también:

-Relojes de todas las formas

-Cinco relojes digitales que usted debe tener

-3 relojes inspirados en películas y videojuegos

Publicidad

Publicidad