Edición 115

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Dónde y cómo conseguir sexo virtual

 - Autor: 

Ahórrese la humillación y ahórreles a las otras personas un mal momento al poner su "paquete" en Chatroulette. Estos son los lugares más propicios de la web para encontrar un poco de sexo virtual.

 Cuando se trata de sexo virtual piense en la web como un lago, con los hombres como los pescadores en sus balsas y las mujeres como los peces en el agua. Todos los hombres lanzan sus cañas, esperando que algún pez muerda el anzuelo, pero pocos son los afortunados; por su parte, la mujer puede darse el gusto de elegir a quién picarle, y lo mejor es que puede permanecer invisible para los hombres mientras lo hace. Siempre habrá más cañas que peces, y a veces los peces no son del sexo que dicen ser. Pero si usted puede manejar estas infinitas esperas y desilusiones, ¡bienvenido al mundo del sexo virtual!

La búsqueda puede ser bastante larga, especialmente si se realiza a través de los portales más comunes: los sitios de chat. No hablo de Chatroulette, quizá el más popular y donde no niego que hay una que otra mujer buscando un plan subido de tono para la noche; pero lo mejor es buscar en sitios especializados, como SexChatser.com, Chatropolis o incluso salas de chat especializadas para ciertos temas y clasificadas por regiones. Chatville es también una opción bastante buena, porque permite surfear entre salas y usuarios con facilidad al costo de aguantar su horrenda interfaz.

Pero, de nuevo, el problema con estos sitios es que es prácticamente un festival de salchichas. Hay una mujer por cada diez hombres que aparecen frente a usted, ¡y rece porque la mujer siquiera le diga “hola” antes de mandarlo a volar! ¿Cómo hacer para evitar eso? Fácil: no sea feo. No se me ocurre ninguna otra solución, y eso es un problema.

Otra estrategia sería buscar en sitios para conocer gente. Claro, no Facebook, porque estoy seguro que sería muy fácil que te suspendan la cuenta por escribirle a una completa desconocida “¿Quieres 8===D?”. Para mandar ese tipo de mensajes se tiene que estar en sitios como Adult Friend Finder, Passion.com o quizá Match.com (saber inglés es una gran ventaja, porque abre campo no solo a más mujeres sino a una población anglosajona que está más acostumbrada a la idea del sexo digital). Estas páginas presentan muchas más ventajas que los chats, porque acá puedes apelar no solo a la arrechera de una persona sino a sus gustos, a sus fantasías y hasta a sus perversiones. Claro, la mayoría de veces hay que construir una relación de cierta confianza antes de pasar a las cosas por las que se metió al sitio, pero la mayoría de las personas ahí registradas están dispuestas; además, este coqueteo previo garantiza al menos que haya algo de chispa entre los dos, lo cual en verdad hace mucho, MUCHO mejor el sexo virtual.

Quizá la mejor opción está donde menos se la espera: los videojuegos.

Aunque no es en sí un juego erótico, puede que sea el juego del que se pueda sacar la mejor experiencia sexual en internet. Second Life, más que un videojuego, es un mundo virtual con su propia comunidad online. A través de tu personaje o avatar se pueden realizar tantas actividades como se pueda imaginar, entre ellas tener sexo, sea en su casa o en la de la chica que conoció, o incluso en el callejón del club en el que se encontraron; con juguetes o sin ellos, de a dos o de a tres o de a cuatro, y en una gran cantidad de poses, algunas casi imposibles porque los pixeles no tienen tantas restricciones como los huesos.

En sí, Second Life ofrece una experiencia con otra persona real en un ambiente virtual, donde aplican las mismas reglas de coquetería que en las páginas para conocer gente, pero donde la experiencia incrementa el erotismo y la sensualidad. No solo eso, sino que no es difícil para que la gente que se conoce en este juego pase de los avatares virtuales a las cámaras. Y no solo aplica para Second Life, sino para una gran variedad de juegos para adultos, como Red Light Center, e incluso juegos populares como World of Warcraft (así es, al parecer los nerds tienen más probabilidades de tener sexo virtual que los demás. ¿Quién es el tonto ahora, eh?).

Como dije, es cuestión de paciencia y perseverancia. Pero si aún así desea intentarlo, no puedo hacer otra cosa que desearle una buena pesca.

Publicidad

Publicidad