Edición 117

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

¿Cómo se comportan las mujeres infieles?

 - Autor: 

Estos son los motivos por los que una mujer puede engañar a su pareja, y las pistas que un hombre puede captar en ella.

Recientemente el Huffington Post publicó un artículo en el que siete mujeres relatan por qué engañaron a sus parejas. Son historias que ponen en evidencia que no solo los hombres pueden ser infieles en una relación, como lo creen popularmente las personas, sino que además hay razones y señales que son mucho más complejas de lo que se creería.
Acorde a la sexóloga y psicóloga Martha Mejía, las mujeres engañan no solo por el sexo, sino por buscar una conexión emocional que no sienten en casa. Estas son algunas de las principales razones por las que pueden llegar a eso:

La comunicación. Es crucial, y si no hay buena comunicación entre ambos, la convivencia se torna más en una lucha que en una experiencia amena para ambos. “Si en el día a día la convivencia es un campo de batalla, difícilmente vamos a abrir las piernas cuando llegue la noche”.

La falta de retroalimentación o admiración. “Cuando tú decides fijarte en una mujer, antes de fijarte en ella esa mujer hacía parte de la media. ¿Qué te hizo sacarla de ahí? La admiró, algo vio en ella. Esa admiración no se puede perder, así lleven diez, veinte, cuarenta, cincuenta años. Tiene que admirarla tanto como el primer día”. Esto es poner atención a los detalles, a su forma de vestir, su corte de pelo, su perfume favorito. “Si nuestro marido no nos dice nada en la mañana cuando nos acicalamos para lucir bien, dalo por seguro que de puertas para afuera no falta el que nos lo diga”.

El desempeño sexual. Así como el hombre tiene el papel de pareja, también tiene el papel de amante, y es necesario que lo desempeñe bien. Un hombre que sea “tacaño” en la cama, que no esté dispuesto a decir qué le gusta o no quiera escuchar qué funciona para su pareja… eso es simplemente fatal. “Tarde o temprano, la insatisfacción aflora y la mujer no se resiste más frente a un hombre que la puede seducir”.

La revista Psychology Today enumera otras razones por las que una mujer puede ser infiel: una baja autoestima, la necesidad de vengarse de su pareja, expectativas poco realistas de su parte, el querer dejar una relación y hasta una posible adicción al sexo.

Estos son los motivos, cosas que necesitan en ocasiones hasta terapia para solucionarse y cuya culpa recae en los dos. Pero si usted quiere saber si en efecto le están poniendo los cachos, hay algunas pistas que le pueden decir si algo raro está sucediendo a sus espaldas.

Para empezar, hay que decir que es mucho más fácil cuando ambos viven en pareja, puesto que es ahí donde los cambios en la personalidad y los hábitos de ella dan las pistas al engaño. Lo primero es el arreglo personal. Las mujeres, con el paso del tiempo con una pareja estable, ya no se arreglan tanto. ¿Entre ponerse una sudadera o un pantalón más sexy? Lamento decir que muchas veces ganará la sudadera, y la pereza también gana cuando es hora de ponerse tacones o de maquillarse con todo detalle. Así que una de las pistas contundentes para el hombre puede ser que de súbito su novia o esposa retome ese interés por el arreglo personal, desde el cabello bien arreglado hasta las blusas escotadas. ¡Y los tacones! Una mujer no se pone tacones voluntariamente, caballeros, siempre hay una razón detrás.

Ellas también se ponen más radiantes, más contentas. Eso se refleja en el día a día, sea en la forma de canciones silbadas en los momentos de ocio, sonrisas furtivas, o son menos irascibles que de costumbre. No exige tanto de usted, y no se enoja tanto por pequeñas cosas como solía hacerlo. Ojo, esta pista solo aplica si su pareja no era así antes; y si sí lo era, no veo entonces motivo para que alguien que está tan feliz con usted le ponga los cachos.

Pero volviendo al tema, una tercera pista es que a ella le molesta que usted la aborde sexualmente. Empiezan a fingir dolores de cabeza, a quedarse despiertas frente al televisor o lavando los platos hasta que se aseguren de que su novio o esposo está profundamente dormido. Empiezan a darle el esquinazo en la cama, básicamente. ¿Y qué dice esto de una mujer? Primero, que no se siente cómoda siendo tocada por su pareja, pero que además está satisfaciendo esa necesidad sexual por otro lado que no lo incluye a usted.

Otras pistas pueden ser más específicas, como que ella no quiere que veas su celular o es muy vaga en los detalles de dónde ha estado y qué hizo. También se ponen mucho más críticas con respecto a usted y sus hábitos.
Todas estas son pistas que señalan fuertemente hacia el engaño, aunque están lejos de ser pruebas irrefutables de que algo está pasando. ¿Quiere mi consejo? Tómese el tiempo de hablar con ella, de confrontarla sobre el estado de su relación y ver si pueden trabajar en ello… si es que quieren.

DATO: Para consultar más sobre lo que quiera saber de sexo y la vida en pareja, usted puede acudir a nuestra fuente para este artículo: Martha Cecilia Mejía, psicóloga sexóloga (www.sexologamarthamejia.com).

Publicidad

Publicidad