Edición 117

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

El nuevo juguete sexual para sexo oral para hombres

 - Autor: 

Hace un año, un juguete sexual para hombres que prometía el primer paso hacia el sexo robótico recogió 260.000 dólares en una campaña de crowdfunding.

Ya se han vendido más de 40.000 Autoblow2 en todo el mundo.

Su tamaño es similar al de una botella de gaseosa de 600 ml. Además, tiene un cable de 3 m de largo para conectarlo a una fuente eléctrica: no necesita pilas.

 

El mecanismo automático que simula el movimiento es capaz de subir y bajar un rango de 10 cm. Está hecho por dos resortes y varias bolitas de plástico que se adhieren al pene y ruedan libremente.

Un pequeño motor eléctrico es la base del mecanismo robótico del Autoblow2. Ofrece tres velocidades distintas y los fabricantes garantizan hasta mil horas de funcionamiento ininterrumpido. ¿Se atreve a calcular a cuántas felaciones equivale esta cifra?

 

Una funda de látex imita la sensación de estar en contacto con tejido orgánico. Viene en tres grosores distintos y debe usarse con un lubricante hecho a base de agua.

 

“Esta es una industria que produce cientos de millones de dólares al año”, dice Brian Sloan, el creador del Autoblow2. Él entendió las particularidades del comercio electrónico, se involucró en el negocio del látex, en China, y encontró en los juguetes sexuales para hombres un nicho poco explorado. Primero inventó el Mangasm y luego el Autoblow, que comercializó a través de una página que hacía una promesa muy atractiva: ¿Acaso no le llama la atención el dominio www.roboticblowjob.com?

 

Dato: La mayoría de los juguetes sexuales automáticos para hombres –este tipo de dispositivos se han intentado diseñar desde la década de 1980– fallan porque el mecanismo se traba a velocidades bajas o por la corta duración del motor. Brian Sloan explicó que para el Autoblow2 eligió un motor eléctrico industrial que también es usado para abatir los espejos eléctricos de los carros, para bloquear y desbloquear cajas fuertes, para el mecanismo que entrega los billetes en los cajeros automáticos y para bajar o subir cortinas automáticas. Todo para buscar la calidad de un electrodoméstico capaz de durar, no la de un juguete desechable.

En futuras versiones, el dispositivo tendrá integración con videos porno. Es decir: usted recibirá en directo las acciones que ve en la pantalla.

¿Dónde conseguirlo?
El Autoblow2 cuesta 159 dólares y ofrece envíos a todo el mundo a través de su página www.autoblow2.com. Si quiere información en español –y con precio en euros– también puede ir a www.autoblow2.es.

Publicidad

Publicidad