Edición 124

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

La fuerza del gimnasio

 - Autor: 

Nicolás Loaiza respira deporte y convirtió su pasión en uno de los negocios más importantes del país.

Seis horas, ocho horas, diez hora corriendo pueden parecer una eternidad para cualquier persona, menos para Nicolás Loaiza, que en el 2015 alistó los tenis, empacó su maleta y se fue a recorrer el Mont Blanc. Lo hizo en menos de 25 horas, sin parar: “En el último tramo yo tenía los pies destruidos, el cansancio era terrible, pero tenía que seguir, mi hijo me estaba esperando en la meta. No me podía rendir, así caminar me doliera”. Perseverancia, esa misma actitud es la que repite en Bodytech, empresa que cofundó con Gigliola Aycardi en 1998.

El deporte es el eje central de la vida de Nicolás. En la universidad combinaba las clases de cálculo con el entrenamiento para ser pesista olímpico, las subidas a Monserrate y las prácticas de taekwondo. “Al final de todo eso me sirvió, sin saberlo, para crear Bodytech. Desde la disciplina y el autocontrol que aprendí por las artes marciales hasta la resistencia y la concentración que me dieron las pesas”.

La pasión por el deporte estaba, faltaba el negocio. Mientras cursaba un MBA, decidió hacer la tesis para graduarse pensando en la forma de convertir el deporte y el ejercicio en un modelo exitoso de empresa.
Con su socia Gigliola crearon el modelo que sería el embrión de Bodytech: “para empezar arriesgamos muchísimo, la mamá de mi socia hipotecó el apartamento, nosotros vendimos los carros y después salir a buscar el resto del capital en los bancos fue durísimo”.

Hoy, Bodytech tiene más de 150 gimnasios, uno de los centros médicos deportivos más avanzados de Colombia y cerca de un millón de personas entrenando en sus instalaciones. Igual, a Nicolás le queda tiempo para seguir escalando, montando en bicileta y entrenándose para arriesgarse a competir en la prueba Iron Man.

Publicidad

Publicidad