Edición 115

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

EL CHIP DE LA CREATIVIDAD

 - Autor: 

No solo representan una historia de desarrollo tecnológico. Las máquinas que Juan Felipe Castaño tiene han permitido crear todo ese mundo digital en el que estamos inmersos en la actualidad.

 Para saber cómo empezó todo esto hay que hacer un flashback como hasta el año 2000. Yo vivía en Medellín y ese año empecé a trabajar en Starmedia, que estaba montando su operación en una empresa que se llamaba Paisas.com. ¡Eso es la historia patria de Internet! Martín Giraldo era un emprendedor que había fundado Paisas y en la nueva oficina le puso una biblioteca a una colección de cinco o seis máquinas que tenía: los mac empezaron a ser una parte integral en esa oficina. Martín tenía una fiebre muy especial por los mac y nos la transmitió a mí y a los otros 25 que trabajábamos ahí. Usábamos Powerbook E3 y los primeros iMac. Eso descrestaba a todo el mundo porque en el 2000 no era normal estar montado en máquinas como esas. Es muy fácil apasionarse con esto porque la interfaz de los Apple se enfoca en lo creativo, es como el lado izquierdo del cerebro. Pero la vida da muchas vueltas. A nosotros nos tocó el auge y la crisis de los dotcom, nos quebramos, Martín se fue a Estados Unidos, yo me vine a Bogotá y muchos años después, en el 2011, cuando fundé Plataforma me acordé de esos computadores. Entonces le dije: “Oiga, quiero revivir el museo. ¿Qué hacemos? ¿Me lo vende? ¿Me lo dona?”. Y el man me dijo: “Listo, cucho. Ya se lo mando”. Y al par de días llegó aquí, así, sin ningún costo. El museo ha ido creciendo con lo que dejamos de usar y a punta de donaciones de clientes o amigos que vienen, ven el museo y les dan ganas de regalarnos su máquina. Ahora hay 19 computadores, tres tabletas y siete iPod. Y aunque en Estados Unidos existen coleccionistas muy hardcore que pagan hasta 40.000 dólares por un Apple Lisa, nosotros no queremos comprarlos: este museo refleja el aprecio que tenemos por ese mundo de tecnología y de diseño.

Publicidad

Publicidad