Edición 122

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Hablamos con el artista colombiano Carlos Jacanamijoy y esto fue lo que nos dijo.

En palabras del propio maestro, su obra es mucho más que “selvas y yagé”. A Carlos Jacanamijoy lo inspiran tanto sus raíces del Putumayo como la música clásica y el rock. Su obra se ha exhibido en todo el mundo, pasando por Nueva York y China, y no está corta de elogios. En cincuenta años le gustaría ser recordado como “el artista que buscó en la pintura su propio lenguaje, su propio universo”.

¿Cuánto tiempo se queda mirando una obra?

No toma muchos minutos, pero varias veces, cada vez que pueda. La primera vez que vi el Guernica, sí me quedé mucho tiempo ahí sentado y tuve muchas percepciones diferentes. Ese y Las señoritas de Avignon, en el MoMA.

¿Qué le dijeron sus padres cuando empezó a mostrar ese gusto por la pintura?

Ellos siempre lo vieron como algo muy natural, toda la vida me vieron pintando. Aunque ellos pensaban que yo había estudiado leyes. Como en mi casa nadie estudió, entonces creyeron que el que iba a la universidad era porque iba a ser doctor, y siempre creyeron que yo era doctor en leyes. Cuando ya empecé a hacer mis obras, ya se enteraron.

¿Cuál es el mejor consejo que le han dado?

García Márquez me dijo “cuando uno hace trampa, la trampa…” Hmm… ¿Cómo fue? Bueno, lo que yo entendí fue que cuando uno hace trampa, la trampa se la hace a uno mismo.

¿Y el mejor cumplido que le han dado sobre su obra?

En el Museo de Arte Moderno, en la retrospectiva de mi obra, un filósofo amigo mío me dijo que había visto a un niño llorando frente a un cuadro mío.

 

Su color favorito

Me gusta mucho el azul. Yo siento mucho los colores, y el azul me da mucha paz, alegría, mucha tranquilidad.

¿De dónde ha venido la inspiración más inesperada?

De mis entrañas. Cuando mis entrañas, mi interior dicta y yo hago caso.

¿Cómo sabe que una obra está terminada?

Es como la sopa. Cuando uno la prueba y no le hace falta nada, uno dice “está lista”. Es intuitivo.

¿Qué piensa cuando ve sus obras antiguas?

Romper con muchos esquemas, romper con muchos paradigmas. Las primeras pinturas me enseñaron eso. A extrovertirse, a dejar el miedo de expresarnos.

¿Hay alguna interpretación incorrecta de su obra?

¡Claro! La sociedad colombiana siempre ve en mis pinturas selvas y yagé, y no es eso. Es un viaje interno que lo podría tener un ser humano de cualquier lugar. Es un paisaje interior. Varias veces lo he dicho, pero la gente insiste en ese estereotipo de los indígenas.

¿Cuál es el peor error que ha cometido?

Hay muchas equivocaciones, pero no me arrepiento de ninguna.

¿Y el mejor día que ha tenido?

Creo que el mejor día que uno tiene es despertar pesimista, pero darle un nuevo aire y saber que es un día nuevo. El mejor día pueden ser todos, en ese sentido.

Si quiere saber más del autor, sígalo en Twitter como @ElPrincipote

Lea también

-Entrevista con John Castellanos, chef principal de Teriyaki

-Entrevista con Jhonny Hendrix Hinestroza, director de cine

-Entrevista con Justin Torres, escritor estadounidense

Publicidad

Publicidad