Edición 138

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Especial multimedia

Aniversario DONJUAN 10 años

Volver al especial

¿Cuál será el futuro que nos espera en diez años? El emprendedor colombiano Nicolás Pinzón se aventuró a respondernos este interrogante.

Nicolás Pinzón, emprendedor colombiano, elegido entre más de dieciocho millones de personas en todo el mundo para trabajar al lado de Richard Branson (fundador Virgin Group). Fundador de la empresa Petroservices, y creador de las aplicaciones Alloo y Clog.

La tecnología en los últimos años nos ha facilitado la vida. Desde los alimentos, que se producen en menos cantidad de tierra y mucho más rápido, hasta los medicamentos que ayudan a prolongar la vida –hace solo diez años la expectativa de vida era de 72 años; hoy en día superamos esa expectativa en un 12 %–; la tecnología ha facilitado la forma en como nos comunicamos, la forma como aprendemos, la forma en que nos movemos. Y esto es solo un abreboca a todo lo que viene.

Se dice que, en tecnología, solo hemos desarrollado el 2 % de lo que será el futuro. El mundo ha evolucionado rápidamente, pero evolucionará el triple en los próximos diez años. Todo lo mecánico, repetitivo, monótono, será modificado; conducir, ir al supermercado, esperar turnos en el médico para ser atendido… Todos estos patrones tradicionales serán reinventados en los próximos cinco años. No necesitaremos aprender idiomas diferentes al nuestro, ya que la tecnología solucionará eso en tiempo real. No necesitaremos más que aprender lo esencial; desarrollaremos más las aptitudes, y menos conocimiento global. La educación se especializará por talentos personales, por gustos.

 

(El carro del futuro)

El futuro no es para el que más sepa de todo, sino para el más especializado en temas específicos. La tecnología evoluciona siempre, y los científicos encontrarán nuevos materiales para transferir la energía, para almacenar información, para reproducirla en poco tiempo. Solo algunas economías se han dado a la tarea de entender que las exploraciones espaciales sirven para descubrir, desarrollar, innovar en materiales que deben funcionar en ambientes extremos. En un futuro próximo hallaremos planetas donde podremos habitar y quizá, vida extraterrestre (la NASA ya se prepara para buscarla en Titán, la luna de Saturno, con un submarino que se adentre en sus aguas). Incluso aquí, en la Tierra, se desconoce el 86 % de las especies.

La evolución de muchos desarrollos tecnológicos se ha dado en los últimos años a través de Biomimicry, una aproximación a la innovación que busca soluciones sostenibles a los problemas humanos mediante la emulación de patrones y estrategias probadas en el tiempo por la naturaleza. El futuro valorará más el tiempo de las personas, por ende las tareas básicas dejarán de ser importantes para el ser humano y comenzarán a ser tareas de máquinas que analizan nuestros gustos y aprenderán de los comportamientos. El tiempo solo se empleará en lo que más importa: familia, calidad de vida y tareas específicas.

Antes, los productos eran creados para durar en el tiempo. Pasaron luego a ser hechos para durar máximo dos años, lo que implica un aumento del consumo de materia prima. Las multinacionales del futuro serán ciento por ciento “crecimiento verde”, y esto romperá el paradigma de consumo en la sociedad, comenzando nuevos tipos de economía colaborativa, que es lo que hoy día en las economías desarrolladas tratan de imponer. El futuro próximo lo presenta con opciones como compartir el carro, por ejemplo, para disminuir la huella de carbono. Los consumidores han modificado los hábitos alquilando nuestros productos cuando no los usemos. De esta forma, habrá menos desperdicios.

Esto, de nuevo, constituye solo un abreboca para lo que nos depara el futuro. Estoy seguro de que será emocionante y diferente. Parte de lo que veo en el futuro es lo que trabajo en el presente, entre los cuales los desarrollos como Clog, movilidad y ambiente y Alloo, comunicación en tiempo real con diferentes idiomas, son un grano de arena de lo que viene y de lo que alcanzaremos a ver.

Siga a Nicolás Pinzón en Twitter como @Nicolaspinzon

Lea también:

-Así será el mundo del futuro

-¿Qué somos y hacia dónde vamos?

-La cocina del futuro

Publicidad

Publicidad