Edición 141

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Ami Vitale registró el momento fatal de la extinción del rinoceronte blanco del norte. Es una fotógrafa comprometida con contar las historias de la naturaleza desde una perspectiva diferente.

Ami Vitale les siguió la pista a los últimos rinocerontes blancos del norte, en África, antes de su extinción definitiva. Empezó a cubrirlos cuando viajó junto a cuatro individuos que fueron trasladados desde un zoológico en República Checa hasta las sabanas africanas en un último esfuerzo de salvar a la especie. “Intenté mostrar cómo nos encontrábamos presenciando una extinción que estaba ocurriendo frente a nosotros”, dice ella. Nueve años después estuvo al lado de Sudán, el último macho de la especie, durante sus horas finales. “El equipo de conservación me llamó y me dijo que llegara rápido, pues Sudán no iba a vivir por mucho tiempo, así que corrí a darle mi último adiós”. Fue la única fotógrafa que estuvo presente cuando el último de los Ceratotherium simum cottoni murió el
19 de marzo de 2018.

Ami Vitale empezó su carrera como corresponsal de guerra en la antigua Yugoslavia y el conflicto palestino. Sin embargo, después de fotografiar la historia de los rinocerontes blancos decidió enfocarse en la naturaleza y el medioambiente. “Llegué a entender que los conflictos son basados en recursos. Cuando nos vemos como parte del ambiente comprendemos que salvar la naturaleza es realmente salvarnos a nosotros mismos”.

Durante los últimos diez años Vitale ha viajado por más de cien países cubriendo historias apasionantes de la naturaleza: fotografió las reservas de elefantes en África y llegó a usar un traje de oso panda para retratar de cerca los esfuerzos que está haciendo China para proteger a este animal y recopilar la historia en el libro Panda love: the secret lives of pandas. “El panda puede ser el animal más reconocido y amado del planeta; a mí me gusta coger historias que todos creen conocer y mostrar el otro lado”, cuenta ella. “Por eso mi objetivo es crear imágenes que trascienden en el tiempo, no que solo salgan a tiempo”. 

 

“Fue un momento conmovedor ver a Sudán rodeado por sus cuidadores y toda la gente que lo amó y lo protegió en sus últimos años”.

 

“Trato de respetar el hecho de que trabajo con animales salvajes. sin importar lo adorables que sean, tienen dientes y garras”.

Publicidad

Publicidad