Estilo Donjuan

El abecé de las pijamas para hombre

Por: Juan Pablo Martínez jpmhombre@gmail.com / Fotografías: Filiberto Pinzón

Existen más opciones que una camiseta vieja y unos calzoncillos.

En algún momento de la vida, los hombres dejamos de usar pijamas, "son para niños", pensamos, y empezamos a dormir con una camiseta vieja y unos bóxers. Las mujeres, en cambio, son expertas en el uso de pijamas.

Cuando empezamos a salir con ellas nos sorprenden en baby doll liviano y fácil de quitar. A la mañana siguiente se ponen la camiseta o la camisa de corbata y se ven más sexy todavía. Cuando uno menos se da cuenta aparecen con pantuflas y sacos de dormir largos y pesados, y ya no hay vuelta atrás.

Los hombres no tenemos ese dominio del manejo de las pijamas. Ni siquiera pensamos "¿Qué me pongo: los bóxers nuevos, la pijama que me regaló mi abuela de Navidad o me quedo en calzoncillos?". Ni se nos ocurre ni se nos va a ocurrir jamás. Simplemente no le ponemos atención, lo importante es estar cómodos, o eso pensamos.

La elección de la pijama, como dice Emerson, dice mucho de quiénes somos: es un reflejo de nuestra personalidad. Clásico, conservador y tradicional, va mejor con pijama completa de abotonar en algún estampado escocés. Si usted es del tipo más atlético y deportista, seguramente unos bóxers serán suficientes, si no es tan atlético ni tan deportista los mismos bóxers con una camiseta.

Para las noches de frío unos pantalones de amarrar de algodón liviano y un buzo. ¿Duerme en ropa interior? ¿Para qué cree que se inventaron las pijamas? ¿Se siente tierno como un osito? Seguramente usará esas pijamas que se ven en los centros comerciales, de colores y estampados infantiles. ¿Cuántos años es que tiene?

Dormimos alrededor de ocho horas diarias, todos los días de nuestra vida. Es importante prestarle atención a lo que vamos a usar durante este tiempo. Reciclar camisetas y buzos de algodón viejos está bien, pero es mejor utilizar siempre las prendas apropiadas, una buena pijama de abotonar, unos bóxers o pantalones de amarrar livianos, una camiseta o buzo diseñado para dormir. Los colores deben ser neutros, colores que lo ayuden a relajarse y dormir plácidamente.

Así que esta noche, cuando se vaya a poner la pijama, reconsidere lo que está usando y si es necesario compre un nuevo atuendo para la noche. Su cuerpo se lo agradecerá. Recuerde comprar local.

Por: Juan Pablo Martínez jpmhombre@gmail.com / Fotografías: Filiberto Pinzón

Publicidad