Edición 121

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Los cuatro artistas más conocidos del street art

 - Autor: 

El street art es arte moderno que no suele encontrarse en los museos. Está en las calles, pintado en las paredes o pegado a las puertas. Y esos dibujos hechos por vándalos pueden valer mucho dinero.

Banksy, un delincuente enmascarado de Inglaterra que de alguna manera es uno de los artistas más grandes de nuestros tiempos, manifestó: “La gente dice que el grafiti es feo, irresponsable e infantil…, pero eso solo es verdad si se hace bien”. En esas dos últimas características tiene razón, pero el grafiti dista de ser feo. Los coleccionistas opinan; por eso pagan tanto por él.

El arte callejero, o street art, ha tenido un boom desde la primera década del milenio. No se trata solo del grafiti (aunque esta tendencia, que surgió como movimiento subversivo en los sesenta y setenta, ayudó a su auge), sino también de expresiones artísticas en el ambiente urbano en forma de esculturas, mosaicos, esténciles y más. Las obras de Invader y Banksy ya no son vandalismo, sino que son protegidas con vidrios de seguridad contra otros vándalos (la ironía); barrios que la gente evitaba, como Shoreditch en Londres, ahora son un destino obligado para ver estas piezas de arte.

“El grafiti es hermoso, como un ladrillo en la cara de un policía”. Hunter S. Thompson.

Los mismos artistas se permiten hacer exposiciones en galerías y vender reproducciones de sus obras a coleccionistas. ¿Traiciona esto los principios de una forma de arte que critica el consumismo del arte mismo, y hecho para ser pasajero? Seguramente. ¿Ha impedido esto a los coleccionistas el comprarla, a casas de subastas como la famosa Christie’s venderla, y a los artistas callejeros lucrarse de ella? Para nada.

LOS ARTISTAS MÁS CONOCIDOS

Banksy

Keep it Spotlless.

Empezó en Bristol a finales de los noventa, desarrollando un estilo basado en el uso de esténciles y mensajes políticos. Una de sus hazañas fue pintar sus obras en la franja de Gaza.

Obra mejor vendida: Keep it spotless. Pintura en espray sobre lienzo, hecha en colaboración con Damien Hirst. Vendida en una subasta por USD 1’800.000, en 2008.

Invader

Alias HK-59.

Seudónimo del artista urbano, francés, que comenzó con el videojuego Space Invaders, “trayendo a los invasores del espacio de las pantallas del televisor al mundo físico” a partir de baldosas de cerámica.

Obra más costosa: Alias HK-59. Mosaico, réplica de la obra original. Vendida en una subasta por USD 347.000, en 2015.

Shepard Fairey

War is Over.

Conocido principalmente por las fotos del luchador André el Gigante junto a la frase “OBEY” y por crear el afiche con la foto de Barack Obama en colores rojo, blanco y azul.

Obra más costosa: War is over. Pintura en espray. Vendida en una subasta por USD 71.700, en 2007.

Retna

Untitled.

Artista californiano cuya forma de expresión es el grafiti, ha trabajado en proyectos de marcas como Louis Vuitton y Nike.

Obra más costosa: Untitled. Acrílico sobre lienzo. Vendida en una subasta por USD 48.000, en 2014.

Si quiere saber más del autor, sígalo en Twitter como @ElPrincipote

Lea también:

-Frank Underwood vs. Donald Trump, o realidad vs. ficción

-¿Por qué los creepypastas son la mejor expresión de la literatura de terror?

-Bob Dylan, el rockero literario en 6 canciones

Publicidad

Publicidad