Edición 136

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Después de nueve años, el grupo de Basildon regresa a Bogotá en el marco del Global Spirit Tour, la gira más larga en su historia.

Tres palabras definen a Depeche Mode; angustia, sexo y desolación. Así de simple. El trío británico ha sobrevivido a todas las catástrofes: la marcha de su miembro más importante, Alan Wilder, tras la publicación de Songs of Faith and Devotion en 1995 y la autodestrucción de Dave Gahan en los años noventa debido a su adicción a la heroína.

Sin embargo, su estilo musical es, hoy día, una estética que trasciende la historia de una banda que transformó las pistas de baile, el rock de estadio, la electrónica; que al ser herederos del cool wave de los setenta, revolucionaron la música al punto de convertirse en lo que Steve Mallins, su biógrafo oficial, llama un mito del rock.

Todo se ha dicho sobre Enjoy The Silence, Personal Jesus o, incluso, Where´s The Revolution, así que damos por sentado que usted conoce su trascendencia en la historia del rock. Repertorio es lo que hay. Estas son otras de nuestras recomendadas:

 

 1. Going Backwards (Spirit - 2017)

La fusión electroacústica del primer tema de Spirit es un acierto más de Martin Gore de un tema eminentemente político, que arremete a una sociedad cavernícola comandada por Donald Trump y el suicida gabinete republicano. Cuando se trata de folk, Depeche Mode presenta lo mejor de su repertorio.

 

2. Mercy In You (Songs of Faith and Devotion – 1993)

Depeche Mode es lo que es gracias a Alan Wilder, el John Frusciante de los Chili Peppers, el Justin Chancellor de Tool o el Graham Coxon de Blur. En fin, tras las memorables y poéticas letras de Martn Gore, Wilder era el encargado de la producción, de los arreglos y de darle vida a la mítica voz de Gahan a través de la música. Mercy In You es, junto con Walking In My Shoes, lo mejor de su repertorio. Guitarras distorsionadas y una atmósfera atiborrada de gospel y soul.

 

3. Policy of Truth (Violator – 1990)

Su protagonismo es intachable y eficaz en vivo gracias a un sampler de cuerdas tan atractivo que hasta puede disfrutarse sin la voz de Gahan. Una composición bailable que interpretaron en 2009 y muy seguramente repetirán para fortuna nuestra. Muy recomendado el lado B de Policy of Truth, Kaleid, una muestra instrumental que hace honor a lo mejor de la época de Violator.

 

4. Barrel of a Gun (ULTRA – 1997)

Dave Gahan es un milagro. No por su distinguida voz, sino porque sobrevivió a varios excesos que casi lo matan previo a la publicación de uno de los álbumes más polémicos (pero hermosos) de la banda, ULTRA. En 1996, Gahan, a pasos agigantados se convertía en un fantasma toxicómano que compartiría el futuro de Kurt Cobain.

Barrel of a Gun se refiere a una época de un Gahan adicto a las dogas. No solo estuvo preso, sino que se convirtió en un aparente “suicida” que cortó sus muñecas segundos después de hablar por teléfono con su madre. Además, en 1996, sufrió un paro cardiaco luego de una sobredosis de “speedball”. “Me aplicaron el tratamiento completo de ‘Pulp Fiction’ y consiguieron que mi corazón volviera a bombear camino del hospital” cuenta él cantante que, en Barrel of a Gun, rememora una época que no puede volver a suceder. Ni a él ni a nadie.

 

5. It's No Good (ULTRA – 1997)

Para levantarse a una mujer solo hace falta tener carácter y paciencia. Ser persistente hasta más no poder. It's No Good representa la arrogancia y seguridad de alguien que sabe que no lo quieren, pero que por alguna razón tiene la esperanza de que esa persona estará, algún día, en sus brazos.

 

6. A Pain That I'm Used To (Playing The Angel – 2005)

A veces Depeche Mode suena a Prodigy o a Trent Reznor en Year Zero. Es, junto con The Dead of Night, el tema más agresivo de toda su carrera. Cuatro minutos de música industrial en su más cruda expresión. Infaltable en el setlist.

 

7. In Your Room (Songs of Faith and Devotion – 1993)

Un narrador omnisciente conduce un tema sugestivo y magnético. Así se siente un orgasmo musical. Escuche el coro y verá. No sea insensible. Recomendadísima la remezcla de Butch Vig (Nirvana - Garbage) en el álbum The Singles 86-98.

 

8. Stripped (Black Celebration - 1986)

Till Lindemann, vocalista de Rammstein, llegó a afirmar que Depeche Mode “es la mejor banda sin utilizar guitarras” y tiene razón. Alan Wilder, una vez más, se las ingenió para descrestar a los fanáticos con un sampler de cuerdas tan exquisito que pone la piel de gallina a cualquiera que la escuche en vivo.

Incluso, en la versión de Rammstein, la nostalgia se apodera del público cuando los sintetizadores interpretan una cruda versión de la mejor canción de Black Celebration.

 

9. Everything Counts (Construction Time Again – 1983)

Rozaban los veinte años y ya componían, además de Joy Division, una de las mejores canciones de la década de los ochenta en el Reino Unido. Con la incorporación del xilófono y melódica, Depeche Mode empezó a dar uso a los sintetizadores, componiendo una canción que no siente el paso del tiempo y que, en vivo, es tan efectiva y alegre como la juvenil Just Can't Get Enough.

 

10. I Feel You (Songs of Faith and Devotion – 1993)

Lujuria, corrupción y avaricia definen un track que, con un inicio rugiente, es la canción más rockera de la banda. Erótica, sensual y con evocaciones religiosas es la preferida en vivo por los fanáticos. Los inicios de los años noventa fueron la mejor época de la banda. Dave Gahan se alzó como el nuevo dios del Rock & Roll, factor que lo posicionó como una de las mejores voces en la historia de la música.

 

11. Walking In My Shoes (Songs of Faith and Devotion – 1993)

Sn rodeos: es la mejor canción de Depeche Mode. La mejor combinación de amor, religión y sexo en un sonido emblemático. Todo gracias a la pieza orgánica de Alan Wilder, que noquea a quienes creen que Depeche Mode funciona igual sin él ¡Regresa, Wilder, regresa!

 

12. Never Let Me Down Again (Music Fort he Masses – 1987)

La musicalización de Never Let Me Down es la mejor forma de cerrar un concierto. Palmas al aire que se sacuden al vaivén de los movimientos de Gahan. La melodía y parte final de la canción emocionan a tal punto que las lágrimas no se hacen esperar. Junto con Enjoy the Silence y Personal Jesus conforma la triada de los mejores himnos de la banda.

 

13. Insight (ULTRA – 1997)

Cantada en estudio por Gahan e interpretada en vivo por Gore. Insight es una de las composiciones más hermosas que se haya hecho en la música. Una obra maestra que vale la pena dedicar a su traga. En esta vida, todo está condicionado por el espíritu del amor, en las buenas y en las malas. Depeche Mode lo recuerda en una solemne historia de dramatismo.

 

14. Waiting For The Night (Violator – 1990)

Sabes que Depeche Mode ocupa un lugar en el Olimpo de la música cuando artistas de la talla de Smashing Pumpkins, Trent Reznor, Deftones, Dave Grohl, Placebo, Ghost, The Cure, Rammstein, Veruca Salt, Dishwalla, Marilyn Manson, entre otros, se atreven a realizar un cover de varias de sus más reconocidas canciones. Waiting For The Night es el himno y mayor influencia para los grupos que necesitan inspiración a la hora de componer Doom Metal. Sus sonidos envolventes servirían de acompañamiento para cualquier soundtrack de Stanley Kubrick. Esta es la semilla del misticismo musical en la electrónica. Hipnótica, minimalista y seductora. Crucemos los dedos para que vuelvan a interpretarla.

 

15. Cover Me (Spirit – 2017)

La destreza de Dave Gahan no solo está plasmada en su voz, sino en la composición de un verdadero éxito. Cover Me parece ser un B-Side sacado de su segundo álbum en solitario, Hourglass (2007). Un clásico minimalista en progresión que, sin duda, será interpretado en Bogotá.

 

Fecha: Viernes 16 de marzo de 2018

Lugar: Parque Simón Bolívar

Publicidad

Publicidad