Edicion 148

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Correr no es cosa de niños

 - Autor: 

Unos tenis de running necesitan conectividad, diseño y tecnología. Los UA HOVR Infinite se toman estos conceptos muy en serio.

 Si Forrest Gump hubiera corrido con unos UA HOVR Infinite habría llegado mucho más lejos. Mínimo hasta México o Canadá. Porque el ADN de estos tenis está en desafiar los límites y en romper todos los esquemas convencionales del running. En otras palabras, están hechos para el alto rendimiento.


El sistema HOVR –un término que viene de la palabra “hover”, que en inglés significa flotar– es uno de los mayores desarrollos tecnológicos de estos zapatos: una entresuela creada con una espuma distribuida en celdas, que cubre por completo la planta del pie y combina amortiguación y retorno de energía; básicamente el pie tiene un soporte que le da una sensación de descanso y comodidad sin sacrificar el rendimiento. Sin embargo, el diseño de la suela externa –que sigue los ángulos de flexión naturales del pie–, el soporte del talón –que varía dependiendo si el zapato es para hombre o para mujer– y el material reflectivo que cubre el zapato, hacen que este sea un zapato que grita “tecnología”. Por otro lado, para controlar los tiempos y recorridos –esenciales para cualquier corredor que haya superado su etapa de novato– el HOVR Infinite ofrece conectividad.


Con solo dar un paso con el zapato derecho –que incluye un sensor– los tenis se conectan con la aplicación MapMyRun y guardan todos los datos; es más, ni siquiera es necesario tener el celular entre el bolsillo –nada más incómodo que salir a entrenar, o a competir, con objetos innecesarios– porque los zapatos guardan la información y la sincronizan con la aplicación cuando el celular esté cerca. No es por nada que estos zapatos llevan en su nombre la palabra “infinito”. Le hacen honor.

 

Publicidad

Publicidad