Butaca

Heather Graham: de actriz porno y detective sexy a niña buena

Heather Graham pasó de ser católica militante a caracterizar a dos actrices porno y a estar en la delirante Austin Powers. Ahora, actúa en la película más taquillera de Estados Unidos, Hangover

En el fondo, Heather Graham es una niña buena. Su mamá era profesora y autora de libros infantiles, y su papá, agente del FBI. Por eso la familia Graham debió mudarse de un lado a otro de Estados Unidos. Heather era, entonces, una niña tímida. Nunca se adaptó bien a ningún lugar, y además sus papás eran profundamente católicos. Por eso, para ella fue difícil hacer su carrera de actriz.

Incluso, sus papás evitaron que participara en la película Heathers, dirigida por Michael Lehmann -que cuenta la historia de cuatro amigas que son el martirio y la envidia de todo el colegio- porque el guión tenía lenguaje soez. Pero poco a poco, la Buena Heather, que trabajaba en la juguetería Toys R'Us y en el Hollywood Bowl como acomodadora, se hizo varios piercing en sus orejas, se fue de la casa, empezó a salir en televisión y campañas de modelaje hasta que el gran Gus Van Sant la fichó para Drugstore Cowboy (1989).

Ocho años después hizo el papel de una actriz porno en patines y shorts -y completamente desnuda- en la genial Boogie Nights (1997), dirigida por otro grande, Paul Thomas Anderson. También ha estado en Austin Power, From Hell -al lado de Johnny Depp- y a nadie le importa que no haya sido nominada nunca a un Óscar porque ella forma parte de otras latitudes, las de los placeres sencillos como hacer yoga trascendental -apareció en la portada de Time del 4 de agosto de 2003 sentada en flor de loto-, cocinar, estar con su gato y jugar al póquer.

Infortunadamente su aparición en Hangover -la reina de la taquilla de las últimas semanas en Estados Unidos- es muy corta, pero muestra sus atributos y se convierte en una de las piezas del rompecabezas de esta divertida película que cuenta la historia de unos amigos que viajaron a Las Vegas para una despedida de soltero y se levantan al otro día sin saber qué pasó el día anterior y las pistas en su habitación de hotel son confusas: un tigre en el baño, un bebé de seis meses en el armario, una silla extraña y una gallina.

Hangover
Dirección: Todd Philips
Protagonistas: Bradley Cooper, Ed Helms, Zach Galifianakis,  Justin Bartha y Heather Graham.

Vea en exclusiva la entrevista con Todd Philips en vive.in

Publicidad