<
alo

¡Suscríbase ya!

¡Ahorre hasta un

32%

por un año!

alo

Butaca

"Debería legalizarse" dice Oliver Stone sobre la marihuana

Fotografía: UPI MEDIA

Uno de los directores más políticos y polémicos de Hollywood regresa a las pantallas para meterse en el mundo de las guerras de los narcos mexicanos.

De aspecto rudo y lengua directa, Stone es uno de los enfants terribles del cine norteamericano. Sin pelos en la lengua, su carrera se ha destacado por mostrar los instintos más básicos y oscuros del ser humano a través de sus guiones y sus películas. Ganador de tres premios Óscar de la Academia, su carrera ha sido una montaña rusa con subidas como Platoon o Nacido el 4 de julio pasando por alguna que otra bajada como Alexander. Amado por los sectores liberales de Estados Unidos y abominado por los republicanos, no cabe duda de que cualquier película que haga despierta interés y polémica. Savages, su último film, está basado en el submundo de los carteles de la droga mexicanos y su conexión con California. La cinta está protagonizada por Salma Hayek, Benicio del Toro y John Travolta.
 
DONJUAN: ¿Cuál es su posición sobre la legalización de la marihuana?

Oliver Stone: Debería legalizarse. Las cárceles en Estados Unidos se están llenando de gente, casi 50% de personas jóvenes acusadas de tenencia o tráfico de drogas, sin que haya crímenes de por medio. Y muchos de ellos son gente que consume o trafica con marihuana. Tenemos más prisiones que en Rusia o China. Somos el primer país del mundo en encarcelar gente. La marihuana existe desde el principio de la humanidad, es una planta maravillosa que podía crecer en este mismo jardín del hotel, tiene unos usos muy diversos, algunos de ellos muy saludables. No cabe duda de que puede utilizarse de manera inapropiada. Pero el sistema y las leyes que tenemos ahora mismo no ayudan a que se use adecuadamente, solo para conseguir dinero. El dinero que se obtiene con esta droga es tan enorme que tanto la policía como el ejército, no solo de México sino también de EE. UU., están involucrados y se corrompen.

DJ: ¿Quiénes son los salvajes en este mundo?

O. S.: Todos. Creo que hay un salvaje en cada uno de nosotros. Está en nuestra naturaleza y lo importante es saberlo controlar. Esta película muestra bien esto. Tanto Taylor Kitsch como Aaron Johnson tienen que enfrentarse al salvaje que llevan dentro y el personaje de Aaron en particular es el que cambia más radicalmente.

DJ: ¿Ha querido hacer una oda a la hierba?

O. S.: No necesariamente, pero no hay nada malo por fumarla. Yo no soy nadie para condenar o juzgar a la gente porque fume o se drogue. Si uno no hace daño a nadie con lo que hace, me parece muy bien que cada uno haga lo que quiera. Imagino que recuerda mi película The Doors [sonríe]. Estoy siempre a favor de buenas sensaciones, si sabe a lo que me refiero.

DJ: En el transcurso de su carrera ha analizado en múltiples ocasiones la violencia humana. ¿Por qué es un tema tan recurrente?

O. S.: Siempre me ha interesado el ser humano y su relación con el poder. La violencia, como he mencionado con anterioridad, es parte innata en el ser humano; lo mostré en Asesinos por naturaleza de una forma muy clara. En esta película también se muestra esa violencia, aunque también hay amor. Es importante encontrar el equilibrio entre las dos. Si la violencia está totalmente reprimida puede ser peligrosa porque puede manifestarse de forma muy desagradable. Es importante tener ciertos principios morales para poder dosificarla bien. Siempre he estado en contra de la violencia gratuita, pero en ocasiones es necesaria. Buda dice que se puede usar la violencia para evitar una violencia mayor.

DJ: El narcotráfico ha creado una corriente tanto musical como cinematográfica. ¿Lo ha inspirado esta corriente a la hora de rodar?

O. S.: Realmente lo que me ha inspirado ha sido el libro. Don Winslow ya escribió otro libro sobre el narcotráfico en México llamado Power of the dog que es increíble. Eso es principalmente lo que me ha inspirado. Leyendo el libro o viendo la película uno se da cuenta de las ventajas que tendría para California la legalización de la marihuana. Es aquí donde se han inventado los mejores híbridos de diferentes tipos de hierba y creo que eso debería ser bien recibido en vez de ser perseguido. Este tipo de marihuana es comparable a lo que ha hecho Apple con sus ordenadores. Es innovador. Volviendo a lo de si el movimiento cinematográfico y mexicano me ha inspirado, he visto Inferno y me encanta, pero no tiene nada que ver con mi película, tampoco hemos usado ningún grupo mexicano para el filme. Hemos creado nuestro propio ritmo. Lo que me ha inspirado un poco ha sido el director Sam Peckinpah y Sergio Leone.

DJ: A la hora de editar la película o rodarla, ¿ha intentado limitarse en mostrar mucha violencia?

O. S.: Por supuesto. Mostramos la película dos veces en Estados Unidos y otra en Inglaterra para ver la reacción de la gente. No es nuestra intención que el público sienta asco, pero hay que pensar que vivimos en un mundo cruel donde pasan cosas horribles. Rodamos algunas escenas violentas porque pensamos que tenían sentido en la historia que estábamos contando. Considero que no son demasiado violentas si pensamos lo que podíamos haber llegado a rodar. Seguramente a algunas mujeres les puede molestar alguna de las escenas. Yo soy el primero en ser un poco cobarde cuando veo esas cosas, pero era necesario para entender la complejidad del tema. Les aseguro que mostramos una parte ínfima de lo que sucede en realidad.

Por Rosa Gamazo Fotografía: UPI MEDIA

Publicidad