Edición 139

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Taska

 - Autor: 

Por esos precios, Taska es de lo mejor de la zona del parque de la 93.

El cocinero español Koldo Miranda es un tipo interesante. Por un lado, ha forjado una larga y exitosa carrera en varias cocinas del mundo (España, Lejano y Medio Oriente, Latinoamérica), incluidos, además, los reconocimientos más importantes del gremio global.

Por otro lado, ha hecho literalmente lo que se le ha dado la gana con los fogones, al punto de lanzarse a abrir, recientemente, un localito de street food en Bogotá. Es vasco de nacimiento, pero creció cerca del mar, en Asturias. En su tierra, entre sus 20 y sus 30 años, se hizo reconocido por sus propuestas en las cocinas del Palacio de Congresos de Euskalduna, del Guggenheim o del Hotel Reconquista de Oviedo, hasta que se convirtió en una personalidad de la gastronomía ibérica cuando inauguró el restaurante con su nombre, galardonado con una estrella Michelin. Desde entonces, es un referente de la vanguardia española.

Juan Manuel Vargas 

Juan Manuel Vargas 


Pero la vida da vueltas y el corazón y los paisajes y los fogones son mudables. Así las cosas, Koldo se enamoró de una colombiana y, sin dejar sus proyectos en España, se vino a Bogotá a hacer parte de Gamberro (calle 90 con carrera 11), un restaurantazo al que le entregó todo lo mejor de su arte en los últimos dos años.

Pero una vez más quiso darle un vuelco a su vida. ¡No más formalismos! Y por fortuna, para los bolsillos de los rolos, acaba de abrir un punto de street food que conserva toda la técnica de su alta cocina. Hay dumplings, a un promedio de $13.000 (como el wonton de mole negro de morcilla, manzana y nuez); ramen, a un promedio de $24.000 (como el de bondiola braseada, palmito, tofu, huevo y vegetales); wok, a un promedio de $ 22.000 (el vegetariano de quinua, cebada, hongos, palmitos y brotes) y Yakatori (o pinchos), a un promedio de $10.000 (como el de camarón, ajo, limón y perejil).

Juan Manuel Vargas 


Voy a tratar de ser justo al decir que, por esos precios, Taska es lo mejor que me he comido en años por esa zona (parque de la 93). ¿De qué se trata? “Una barra de sabores del mundo”, dice Koldo que es, en serio, un tipo interesante y muy inquieto.

Juan Manuel Vargas 

Publicidad

Publicidad