Edición 121

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Si usted es un amante del vino y también le encanta el cine, estas son las cinco películas que no puede dejar pasar.

Un estafador que vendía botellas falsas por millones de dólares, un padre que rescató la relación con su hijo embriagándose en todas las regiones de Francia y una estrella del rock que se echó al hombro el desarrollo del vino en Arizona. Cine añejado en barricas de roble.

Hace 13 años empezó el boom de este raro género cinematográfico con la historia de dos amigos que pasan la última semana de soltería de uno de ellos en la región de Santa Bárbara Valley, en California. Si no la ha visto, debería hacerlo: Sideways -en español, Entre copas- vendió 12 millones de dólares,ganó un Óscar a mejor guion y la afición del protagonista por el pinot noir llevó a un crecimiento del 16% en las ventas de los caldos de esta cepa en Estados Unidos.

 

El género de las películas sobre vino es tan amplio que agrupa documentales, historias de amor y comedias. Fellini, en los años sesenta, ya lo sabía: “Un buen vino es como una buena película”, dijo una vez. “Dura un instante, pero deja en  la boca el sabor de la gloria; y con cada nuevo sorbo, como sucede con un filme, nace y renace en cada catador”. Estos son solo algunos títulos que debería ver antes de descorchar su próxima botella.

Saint Amour (2016)

Uno de los proyectos más recientes de Gérard Depardieu. En la película, el inmenso actor francés interpreta a un campesino que se da cuenta de que la relación con su hijo alcohólico es un absoluto fracaso y que, para fortalecerla, decide irse varios días con él a embriagarse, conquistar mujeres, aprender de vino y conocer las principales regiones vinícolas de Francia.

Bottle Shock (2008)

El hito histórico de los vinos californianos ocurrió en 1976, cuando uno de los vinos de Napa Valley –el chardonnay de Chateau Montelena– venció en una cata a ciegas, en París, a varios vinos de Borgoña. En Bottle Shock esa historia, y la del renacer de la industria vinícola en Estados Unidos, se cuenta con varias licencias históricas y un fuerte toque “pop”.

Somm (2012)

Los protagonistas de este documental pueden distinguir, a ciegas, las cepas, el año de cosecha y hasta el viñedo específico de donde proviene una copa de vino. Durante varios meses, las cámaras siguen las rutinas de estudio de cuatro aspirantes al grado de Master Sommelier, una asociación que agrupa a los mayores conocedores de vino en el mundo.

Sour Grapes (2016)

“Consigue champaña del 2006; si no te alcanza, consigue del 2002, y si aún no te alcanza, ve por una maldita cerveza”, decía Rudy Kurniawan, un coleccionista indonesio que falsificaba botellas de vino de lujo y que logró vender más de treinta millones de dólares en subastas. Este documental cuenta cómo ocurrió el mayor fraude en toda la historia del coleccionismo de vinos.

Blood into wine (2010)
A Maynard Keenan, vocalista de las bandas de rock Tool y A Perfect Circle, no le gustan las cámaras. Cuando en 1995 compró tierra en el norte de Arizona y se atrevió a plantar cabernet sauvignon, syrah y sangiovese, quería, precisamente, escaparse de los medios. Los directores de este documental lograron que él contara cómo se prepara un vino en su bodega, Caduceus Cellars.

 

Publicidad

Publicidad