Edición 115

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

¿Whisky y Whiskey no son lo mismo?

 - Autor: 

El experto en licores Camilo Gómez, explica las diferencias de una de las bebidas más legendarias del mundo. Costos, historia, procesos, formas de utilización y recomendaciones.

 A la hora de consumir whisky, no fijarse en la diferencia de su etiqueta y la forma en que se escribe, es más común de lo que parece y más aun tratándose de una bebida que por tradición ha acompañado distintas generaciones. Pero, ¿conoce usted la diferencia entre el Whisky y el whiskey?

Similitudes que a veces pasan desapercibidas, diferencias que van más allá de tener una simple letra de más dentro de su forma de escritura; su origen y su proceso le dan una importancia única a cada uno de estos licores.

La principal diferencia radica en que para Irlanda y Estados Unidos se escribe Whiskey, aunque no es considerada una ley, algunas destilerías en Estados Unidos con tradición escocesa, nombran sus etiquetas con la palabra whisky; para Escocia y el resto de países como Japón, Canadá, Australia, India y Francia, entre otros, se utiliza la palabra whisky.

Según Camilo Gómez, actual Embajador de Grant´s de la firma William Grant and Sons en Colombia, las diferencias de sabor son varias: “Los whiskies irlandeses son triple destilados en su mayoría, lo que da como resultado una percepción alcohólica más ligera, los whiskies irlandeses no utilizan turba como en Escocia, lo cual deriva en whiskies más dulces, menos especiados y menos ahumados, los whiskys escoceses se caracterizan por ser más acuerpados, robustos y complejos”.

También afirma el experto Camilo Gómez que “en cuanto a los whiskies de Estados Unidos, estos son hechos a base de maíz y centeno (Cebada y Trigo para Escocia), lo cual les aporta notas de maple, caramelo y vainilla. Es muy importante mencionar que los barriles usados en Estados Unidos son de primer uso (Nuevos) lo cual le aporta una percepción a madera más intensa, mientras que los usados en Escocia son de segundo uso provenientes de Estados Unidos, España y Portugal; estos barriles aportan notas más especiadas, frutales y florales”.

Es pertinente aclarar que estas diferencias, no van relacionadas con su calidad, La percepción es muy personal, son productos distintos, producidos en distintos lugares y con características únicas.

Otra de las grandes diferencias es que los whiskies estadounidenses e irlandeses se recomiendan para coctelería por sus características ligeras y dulces. Los whiskys escoceses se recomiendan para tomarlos puros con un poco de agua o de hielo, además son muy versátiles y se usan para distintas ocasiones, incluso para maridar con varios tipos de comidas.

Una de las preguntas más frecuentes es si alguno de ellos es más costoso, el experto de Grant´s no explica que “el precio depende de muchos factores como el tiempo que pasa madurando en barril de roble, su proceso de producción: más artesanal o más industrializado, el posicionamiento de la marca en la mente del consumidor, materias primas utilizadas, entre otros. Tanto para whiskey como para whisky existe gran variedad de precios y rangos económicos. En ambos productos encontramos precios bajos y precios altos”.

En cuanto a la historia de sus palabras, whiskey se remonta a 1.405 en Irlanda y deriva de la palabra en Gaelico Irlandés “uisce beata”; la palabra whisky remonta a 1.496 en Escocia y deriva de la palabra uisge-beatha, lo que significa en ambos casos “Agua de vida”.

Más tarde con el descubrimiento de América, los irlandeses emigrarían a Estados Unidos donde fueron ellos precisamente quienes empezaron a destilar whiskey por primera vez en territorio americano, por lo que se conservó su forma de escritura hasta la actualidad.

Publicidad

Publicidad