Edición 140

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

El Carménère, una de las banderas de Chile en vinos

 - Autor: 

El Carménère Selección del Directorio es el vino de la casa de Santa Helena.

Historia

Se desarrolló en la década de 1960 y era usado en los almuerzos posteriores a las reuniones de la dirección de la empresa. Su gran calidad hizo que los directores comenzaran a comercializarlo en 1968, como Cabernet Sauvignon y Semillón. La cepa Carménère se empezó a producir en 2001 bajo las órdenes del enólogo Miguel Rencores.

Cepas utilizadas

Es ciento por ciento Carménère.

Procedencia

Los viñedos de donde sale el Santa Helena Carménère Selección del Directorio están ubicados al lado oeste del valle de Colchagua, a 40 km de la costa del Pacífico y a 200 km al sur de Santiago, y las parras están plantadas en un suelo de origen volcánico en orientación norte-sur 30° poniente. El clima es mediterráneo subhúmedo, con temperaturas de 14 ºC a 32 ºC, influido por el anticiclón del Pacífico -una zona de tiempo estable sin precipitaciones-, que determina la concentración de lluvias en invierno y una estación seca prolongada en verano.

Maridaje perfecto

Los platos que combinan vegetales y carne, gracias a sus notas a frutos rojos y tostados de la madera. Se recomiendan en especial las humitas -tamales chilenos-.

Notas

En nariz, aromas a frutos rojos maduros se combinan con notas especiadas y de chocolate. En la boca, los taninos suaves arrojan aromas de fruta que se mezclan con notas especiadas y de vainilla en el paladar.

Ocasión

Es muy versátil gracias a sus taninos suaves y flexibles, sirve para platos diversos o como aperitivo con quesos.

Tiempos Doce meses de crianza en barricas de roble francés, y para tomarlo puede estar muy bien en seis años, pero puede disfrutarse hoy mismo.

Precio

$42.000.

El carménère

Por Andrés Rueda Pradilla

Es una cepa originaria de Burdeos, Francia. Se usaba como parte de las mezclas para los grandes vinos bordeleses. Se dice que esta rara cepa fue cultivada en Médoc a principios del siglo XVIII, pero que su vigorosidad y su avara producción terminaron por volverla impopular. A mediados del siglo XIX, en 1850, la cepa Carménère casi desapareció de Europa por la crisis de la filoxera, un insecto voraz, devorador de las raíces de la vid, originario de Norteamérica.

En 1850 aproximadamente, sin conocimiento previo alguno, viticultores franceses introdujeron en Francia vides infectadas que portaban el insecto. La filoxera comenzó a propagarse en forma lenta pero inexorable, primero en Francia, luego en España y en Italia, y su devastador ataque epidémico asoló no sólo a Europa sino al resto del mundo casi erradicando esa cepa por completo. Se estima que desde el momento en que llegó a Chile, la cepa se confundió con la Merlot y tuvieron que pasar casi tres siglos antes de su identificación en ese país. En 1993 viajó a Chile Jean Michel Boursiquot, ampelógrafo (la ampelografía es la ciencia que describe e identifica las variedades del vino), profesor de la Universidad de Montpellier, a solicitud de Claude Valat, también profesor de esa universidad, quien había detectado la presencia de una cepa extraña en los viñedos chilenos de Merlot. Y resucitó.

La cepa se caracteriza por su color, que se refiere a su nombre: el carmín, un rojo particularmente profundo. Y hoy en día es una de las banderas de Chile.

Publicidad

Publicidad