Edición 124

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

El curri es el intento de empacar miles de años de sazón india en una botella. Está hecho para dar un sabor distintivo y picante. Por eso, no tenerlo en su alacena es una irresponsabilidad culinaria.

El curri es sinónimo del Lejano Oriente, es el sabor que evoca la idea del calor de la India y las selvas de Malasia. Fue en esta región en la que nació este tipo de cocina debido a que las propiedades de las especias con las que se prepara el curri permiten que la comida se conserve por más tiempo en climas calientes. Además, aunque suene ilógico, el consumo de comidas picantes o calientes ayuda a enfriar el cuerpo al hacerlo sudar y liberar calor, ideal para el clima tropical del sur de Asia (“así que la próxima vez que alguien le ofrezca una taza caliente en medio de un verano en la India”, escribe Jennifer Chaussee en Wired, “tómela. Resulta que sí se puede combatir fuego con fuego”).

Se sospecha que la palabra proviene de kari, que literalmente significa “salsa” en tamil, una lengua del sur de la India. Los ingleses, en el siglo XIX, tomaron la palabra y la convirtieron en curri, y utilizaron la sazón de esta región y la popularizaron como una exótica delicia que comercializaron en forma de polvo.

Según nuevos estudios arqueológicos de la Universidad de Washington (Vancouver), hace más de 4.500 años que la humanidad, particularmente los habitantes de la India, preparan sus comidas con curri. Los ingredientes originales de esta especia eran ajo, jengibre y cúrcuma. Por supuesto, con el paso de los años y con la mezcla de la cocina india, asiática e incluso británica, el curri pasó a convertirse en una mezcla de sabores e ingredientes que puede usarse en casi cualquier receta. Es más un concepto que una receta fija, fácil de conseguir en mercados.

 

Tipos de curri

Los tres tipos de curri más populares son el rojo, el amarillo y el verde. La diferencia entre los tres es su ingrediente principal: el rojo se hace con chiles rojos, lo que lo hace el más picante de los tres y le dan su color; el amarillo, en cambio, se elabora con cúrcuma y es ideal para cocinar pescados. Por último, el verde se hace con chiles verdes. Sin embargo, existen variedades de curris, empezando por la región de la que provienen: en la India el curri se prepara a manera de polvo, mientras que en el suroriente asiático es más común encontrarlo en forma de pasta con hierbas frescas.

Consejos para cocinar con curri

Si quiere bajar un poco la intensidad del curri al momento de usarlo, puede hacerlo agregando un poco de leche de coco al plato. También, algunos platos preparados con curri adquieren más sabor si se dejan reposar. Puede intentar dejándolos una noche en el refrigerador para que el sabor del curri se intensifique.

¿Dónde conseguirlo?

-Gastronomy Market: puede encontrarlo tanto en pasta como en polvo.

Dirección: Cra. 13 # 93b, Bogotá.

Teléfono: 635 5687.

-Global Gourmet:

Dirección: Cra. 14 # 90-12, Bogotá.

Teléfono: 256 7911.

También disponible en la calle 125 # 21a-47. Tel. 300 2271.

Si quiere saber más del autor, sígalo en Twitter como @ElPrincipote

Lea también:

-¿Cómo preparar las costillas de House of Cards?

-7 acompañantes perfectos según el trago

-El toque secreto del vinagre

Publicidad

Publicidad