donjuan

¡Suscríbase ya!

¡Ahorre hasta un

32%

por un año!

donjuan

Abc Libros

El gran libro de los traseros, culos o nalgas de Taschen

Fotos: Filiberto Pinzón

Aunque no son el único lugar del cuerpo hacia donde se dirigen todas las miradas -sobre todo en el caso de las mujeres- las nalgas son la parte más básica de la cultura visual sexual.

Dice el refrán que "tiran más dos tetas que dos carretas". Si eso es así, ¿qué se podrá decir del culo? Al parecer, es mucho, y además, es mucho lo que hay que ver al respecto en The Big Butt Book (El gran libro del culo), de Taschen, a lo largo de 372 páginas. Aunque no son el único lugar del cuerpo hacia donde se dirigen todas las miradas -sobre todo en el caso de las mujeres- las nalgas son la parte más básica de la cultura visual sexual.

Ni siquiera hace falta ser humano para darse cuenta de ello. Hasta para los babuinos, cuyas hembras tienen unos grandes y rojos culos, es claro que si bien las nalgas no son un órgano reproductor, sí tienen gran parte de la clave para seguir perpetuando la especie. Y en ese sentido, los humanos no estamos muy lejos de los simios. A pesar del predominio de los senos como los campeones de la iconografía sexual de la segunda mitad del siglo XX, los inicios del siglo XXI han llegado con un resurgimiento de las nalgas.

Cantantes y actrices como Jennifer López o Kim Kardashian deben gran parte de su fama a sus glúteos, mientras que otras, como la brasileña Andressa Soares, más conocida en su tierra como la Mujer Sandía, son famosas exclusivamente por tener un culote. Aquí está, en toda su gloria, el último siglo en la historia de los culos, de cómo fotógrafos como Terry Richardson o directores de cine como Tinto Brass prácticamente hicieron sus carreras alrededor de ellos.

Pero el libro también habla de su poder de seducción, así como de su capacidad para ofender, burlarse, recibir castigos y seguir siendo la parte pudenda del cuerpo que, desnuda, tiene más facilidad para pasar el filtro de la censura.

The Big Butt Book / Dian Hanson / Taschen / 372 págs.

MÁS:

- ¿Cómo diferenciar unas tetas operadas o naturales?

- El placer de unas lindas teticas

Publicidad