5 Estrellas

La Casa Yunque, un refugio para relajarse en la sabana de Bogotá

Fotos: Camilo Ponce de León

Casa Yunque

Ubaté, además de ser reconocido por sus quesos, desea convertirse en un destino turístico. Casa Yunque quiere dar el primer golpe.

Spa
El verdadero centro de Casa Yunque está al fondo de sus instalaciones. Hay jacuzzi, sauna, baño turco y tratamientos con vitamina C y lodo, masajes con piedras sabai, hechas de malaquita y cinc, que se calientan para reducir inflamaciones y dolores.

Hierro
El nombre de Casa Yunque no es gratuito. Don Eduardo, el padre de la propietaria, es herrero y por todas partes del hotel hay trabajos salidos de su mano.

Calor
Todas las habitaciones tienen chimeneas de gas para calentar rápidamente el espacio, sin complicarse con su encendido ni el humo.

Espacios
Hay siete habitaciones sencillas y una doble, que llevan los nombres de municipios de la provincia: Carmen de Carupa, Cucunubá, Simijaca, Susa, Tausa, Capellanía y Fúquene. Son pocas, pero muy amplias.

¿Cómo llegar?
El hotel está en la carretera que une a Ubaté con Carmen de Carupa, un kilómetro después del puente del río Ubaté. Todos los detalles están en www.casayunque.com

Otras atracciones
- Cañas de pescar para que saque una trucha que se puede convertir en su almuerzo.

- Jacuzzis con forma de taza en el spa con vista al lago.

- Caballos para ir hasta la represa del Hato a pescar, a sólo 45 minutos del hotel, o para paseos más largos al alto de la Teta o al de los Caballeros.

- Bombonera con bocadillos en el salón principal, solo hay que cogerlos y pedir que le añadan una tajada del famoso queso de Ubaté.

- Mascarilla de caviar, marca Pevonia, para rejuvenecer la piel de la cara. En el spa combinan todos estos productos para dejar al huésped como nuevo.

Publicidad